4 marzo, 2024
4 marzo, 2024

La historia de la deportista Nadia Nadim: “mi infancia consistió básicamente en evitar cosas que me iban a matar”

Nadim nació en Afganistán. Su padre, un general del Ejército Nacional Afgano, fue asesinado por los talibanes en el año 2000 cuando ella tenía 11 años. Días después, tanto ella como su familia fueron sacados de forma ilegal de Afganistán en la parte trasera de un camión en una ruta que los llevó a Pakistán y allí pasaron dos meses antes de volar a Italia. Terminaron en un campo de refugiados en Dinamarca y estuvieron 9 meses más.

“En el campo vemos gente de todas partes: Afganistán, Somalia, Congo, Irak, Armenia, Rusia. Lo que sea, están ahí. Al ver a algunos de ellos, pienso: ‘ Mierda, este tipo parece un asesino’… A medida que las semanas se convierten en meses, noto cómo todos en el campamento se están uniendo.
Hay tantas nacionalidades, pero todos tenemos algo en común: hemos sufrido mucho y estamos preocupados por lo que nos va a pasar (…) Esta es solo mi historia. Otros refugiados llegan a Europa con sus propios traumas y pérdidas. Algunos serán devueltos. Muchos otros no llegarán en absoluto. Algunos serán asesinados antes de llegar aquí. Pero quiero agregar que incluso los refugiados que son bienvenidos en un nuevo país podrían no ser necesariamente aceptados”, afirma.
Nadim comenzó a jugar al fútbol en los campos daneses hasta que el IK Skovbakken observó sus cualidades y le dio una oportunidad que no desaprovechó. Ascendió a la selección nacional en 2009 y jugó para algunos de los mejores equipos del mundo, incluidos Manchester City WFC, Paris Saint-Germain Féminine, Portland Thorns, Racing Louisville FC, PSG…
Ahora, a sus 34 años, se ha graduado en medicina, con especialidad en cirugía plástica. Habla once idiomas (danés, inglés, alemán, francés, sueco, noruego, persa, dari, urdu, hindi, árabe), ha marcado más de 200 goles y es embajadora de la UNESCO en favor de la educación para las niñas y las mujeres.
Nadia Nadim ha luchado para ser, sin quererlo, un ejemplo y la voz de muchos refugiados y mujeres oprimidas.
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Redes:

Lo más visto: