4 marzo, 2024
4 marzo, 2024

Un fármaco experimental logra la remisión completa del cáncer en 18 pacientes con una leucemia muy agresiva

Revumenib, el nombre que recibe el tratamiento. Puede administrarse oralmente, es “muy diferente a la quimioterapia convencional” y podría ser una opción de tratamiento prometedora.

Un fármaco experimental para la leucemia mieloide aguda avanzada, una forma muy agresiva de cáncer, ha logrado, en un primer ensayo clínico, pues esta prueba corresponde a la primera de las tres fases de ensayos clínicos a los que tratamientos como este tienen que verse sometidos, la remisión completa del cáncer en 18 pacientes.

Participaban 67 personas y un 53% de los pacientes consiguieron algún grado de remisión. Por otro lado, el 30% (18 personas) lograron la remisión completa. Además, un 78% de los pacientes lograron eliminar la enfermedad residual mensurable.  Todos estos pacientes no respondían a otros tratamientos y el pronóstico era fatal.

Este fármaco, que se encuentra en la primera fase de experimentación, ha conseguido la desaparición total de indicios cancerosos en casi uno de cada tres participantes en EEUU. Los resultados son preliminares y no implican la curación definitiva, pero los responsables del experimento son optimistas. “Creemos que este fármaco es extraordinariamente eficaz y esperamos que esté al alcance de todos los pacientes que lo necesiten”, explican desde el Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas.

El primer estudio, realizado por Ghayas Issa de la Universidad de Texas, demostró que la inhibición de una proteína denominada menina, que es la que facilita la progresión de la leucemia, podría ser eficaz para tratar los cánceres con estas mutaciones. Así pues, el fármaco busca y se une a la menina para frenarla. Según Issa, la inhibición de esta proteína altera la maquinaria de transcripción génica y cambia la expresión génica de las células cancerosas de un patrón leucémico a otro normal.

“El mecanismo es muy diferente a la quimio convencional. Lo que hace es que el defecto genético que tiene la célula leucémica, que le hace transformarse en célula cancerígena, lo revierte, lo repara y esa célula cancerígena se diferenciaría y tornaría a la normalidad. La quimioterapia, que damos desde hace tres décadas en los pacientes con leucemia aguda, lo que hace es matar las células leucémicas y también las células buenas que hay en la médula ósea. Eso induce muchos efectos secundarios. Este fármaco tiene menos efectos secundarios que la quimioterapia, pero realmente dando solamente la pastilla puede inducir buenas respuestas como en los pacientes del ensayo clínico. Por sí solo difícilmente va a ser capaz de curar, de erradicar definitivamente las células cancerígenas. Tendremos que combinarlo o bien con quimioterapia convencional o bien con otros medicamentos que se están desarrollando”, cuenta en Hoy por Hoy, Pau Montesinos, el coordinador del grupo español de leucemia mieloblástica y responsable del servicio de Hematología del Hospital La Fe de Valencia.

“En el hospital la Fe vamos a abrir este ensayo y en breve empezará. Estamos participando en otros dos ensayos. Ya hemos podido comprobar su eficacia en varios pacientes”, ha aclarado Pau Montesinos.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Redes:

Lo más visto: