4 marzo, 2024
4 marzo, 2024

Dos mujeres reciben una paliza en el Parque Warner delante de sus hijos de 5 y 6 años mientras les gritaban “¡bolleras de mierda!”

Conchi y Gemma, una pareja de 32 y 41 años, estaban pasando unos días de vacaciones en Madrid con sus hijos de 5 y 6 años. El pasado 20 de mayo decidieron pasar el día en el Parque Warner y visitar sus instalaciones.

Lo que debería haber sido un día divertido e inolvidable para esta familia, se convirtió en una terrible pesadilla. Ambas se encontraban en una zona de taquillas guardando sus objetos personales cuando aparecieron dos mujeres.

Una de ellas se metió por delante de Gemma para sacar las cosas de su taquilla. Un poco más tarde, una de esas mujeres les tiró al suelo a Conchi y Gemma los refrescos que habían comprado. Ambas decidieron hacer caso omiso a lo ocurrido y se alejaron a comer un bocadillo a un banco. Minutos después, apareció un grupo de entre 10 y 15 personas.

Así lo ha contado Conchi al diario Canarias7: “Se quedaron mirando para nosotros y diciéndonos cosas: ‘¿Qué miras? ¿Qué miras?’ y empezaron a gritarnos. Mi pareja dijo: ‘No miramos nada’ y dice ‘¡Bolleras de mierda!’. Entonces me levanté nerviosa, me encendí un cigarro y cuando me fui a dar la vuelta, me cogieron por la espalda, me tiraron al suelo y me patearon por todos lados”.

Los niños se quedaron llorando mientras veían cómo golpeaban a sus madres, según han contado ellas mismas.

“Todas las personas que habían allí eran personas que estaban mirando cómo nos golpeaban y ya está. Yo pensé que me mataban. Mis hijos estaban en el banco, llorando, gritando y tapándose la cara. Ya no solo es nuestro sufrimiento, es el de los niños y lo que se les queda grabado en sus cabezas”, sostiene Conchi. “Tengo dos costillas fastidiadas, el tórax, un traumatismo cráneoencefálico leve, la columna, la parte de arriba del cuello, la cintura. Me rompieron la ropa, me rompieron unos zapatos, me robaron una pulsera de oro. Las gafas me las rompieron. A mi pareja le rompieron el oído, le hicieron un desastre en el oído. El dedo se lo dejaron morado”.

La pareja denuncia también que no recibieron ninguna ayuda por parte de los servicios de seguridad del Parque Warner.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Redes:

Lo más visto: